QUIENES SOMOS la Red Cultural Carpani?

La Red cultural Carpani nació en 1999 como la necesidad de articular diferentes expresiones culturales y artística que surgían al calor de la lucha popular, en especial con el surgimiento del movimiento Piquetero, como nueva forma de organización de los sectores excluídos, y proponiendo un síntesis novedosa en la manera de hacer política. Nuestra Red nace impulsada desde la Corriente Sindical 1º de Mayo


En 1999 desde la Red Cultural Carpani convocamos a diferentes actividades que expresasen la situación de Resistencia Popular al modelo Neo liberal aportando y apostando al surgimiento de un nuevo paradigma político –cultural, fue así que nos empezamos a juntar y a encontrar en las ideas, en el trabajo y en los sueños. poetas. escritores, actores, cineastas, plásticos, dibujantes, fotógrafos, artesanos y mucho pueblo como uno, que advertía sobre la necesidad de crear una organización horizontal que se diferenciara, en eso precisamente, en la que el poder pudiera circular libremente y no estancarse en el cargo de alguno, sin desmerecer la conducción de quienes visualizan el proyecto cultural en forma orgánica y colegiada, una especie de formula simple para que no se repitan los vicios de las instituciones formales. Un desafío que asumimos como forma de vida y en el que no hay tiempos predeterminados, porque entendemos que la tarea es sembrar por una cultura nacional, popular y latinoamericana.

Nuestra Red tiene historia porque sus integrantes como trabajadores y militantes de la cultura han sido protagonistas, cada uno desde su militancia, trabajo, estudio y como creadores y artistas populares, de luchas y reivindicaciones sociales. Nos unió la resistencia a la década infame del 90, nos unió el darnos cuenta que después del Indulto y la entrega desmesurada del patrimonio material y cultural de la Nación, no nos quedaba nada, en ultima instancia nos quedaba eso que en aquella época se decía "la gente" un eufemismo de lo que en realidad era el pueblo.

En nuestra Plaza emblemática, “La Plaza del Pañuelo Blanco” hemos inaugurado encuentros con otras organizaciones sociales los días 11 de octubre durante esos años de liberalismo salvaje conmemorando el ultimo día de libertad en América.

Luego de aquella década trágica, iniciada por el Menemato, y la brutal Crisis heredada de dicha década, cuyo punto culmine fue la salida bañada de sangre de De La Rua, la sucesión en una semana de 4 presidente, es que comenzó, a partir del 2003 con el primer gobierno K de Nestor, un periodo de prosperidad para nuestro Pueblo, recobrando derechos sociales, laborales y ciudadanos. En nuestro caso a nivel del territorio implico empezar a tener eco en una porción considerable del nuestro pueblo cuando llamamos a las cosas por su nombre, es así que recuperamos palabras que parecían proscritas, imperialismo, patria, DD-HH, desarrollo industrial, retenciones, mercado interno, todo esto implicaba entender que no se había acabado la historia y que había otra historia que contar. Es en esta ardua tarea que continuamos y que con el apoyo y apoyando a este Gobierno Popular pensamos continuar.

En la Red Carpani hemos privilegiado desde siempre el Contenido, será porque advertíamos el vaciamiento económico y cultural de parte del Neoliberalismo. Es por esto que, desde entonces, nos acompaña el criterio de proponernos recuperar nuestros valores culturales desde abajo, colaborar con iniciativas que apunten a rescatar y fortalecer nuestra identidad Latinoamericana y que nuestra acción cultural sirva para preservar la Memoria histórica, la Verdad y la Justicia como un instrumento de valoración ética y de los procesos sociales, todo esto vinculado a una fuerte Participación Popular, que es lo que realmente llena de contenido a este Movimiento Político Cultural

Con estas premisas los esperamos y los invitamos a subirse al camino que venimos recorriendo desde la Red Cultural Carpani, a compartir sus actividades y propuestas.

Nuestro proyecto se sustenta de los saberes populares, consolidando vínculos solidarios, redes culturales y sociales. Nuestra herramienta mas importante es la palabra, oral , escrita y la no dicha. Andar caminando la cultura es andar entre el pueblo, haciendo y compartiendo proyectos sociales, comunicacionales, artísticos y productivos.

Andar este camino es darle un sentido a la cultura que hacen las mujeres y los hombres cotidianamente, llevando adelante un imaginario en el que haya siempre un lugar para todos.

martes, 27 de enero de 2015

Cristina kirchner propuso disolver la ex Side 26 01

Cristina presentará un proyecto para disolver la ex SIDE y crear la Agencia Federal de Inteligencia

 Lo anunció la Presidenta, Cristina Fernández, por cadena nacional. El proyecto de Ley será presentado en el Congreso antes que la Jefa de Estado viaje a China. Qué dice la iniciativa.

Mediante cadena nacional, la presidenta de la Nación habló desde Casa Rosada para informar que enviará un proyecto de Ley que tendrá el objetivo de transparentar los servicios de inteligencia del país.

Con ese propósito, la iniciativa propone disolver la Secretaría de Inteligencia (SI), la ex Side, y conformar -en su lugar- la Agencia de Federal de Inteligencia. Explicó que el cambio se debe a que los servicios “no sirvieron a los intereses del país”.

El nuevo organismo contará con un director general y un subdirector serán nombrados por el Poder Ejecutivo, pero con el consentimiento del Senado.

Respecto de la Inteligencia, la Mandataria explicó que "sólo quedará limitada a delitos federales complejos".

Además aclaró que el sistema de escuchas, que hoy depende del poder Ejecutivo, estará cargo del Ministerio Público Fiscal. Y explicó que es porque ese ministerio es "es el único sistema extrapoder".

Además aclaró que, de aprobarse la iniciativa "ni jueces, ni ministros, ni fiscales van a poder contactarse con los servicios". "La única vía que tienen los jueces para contactarse con los serivicios de inteligencia van a ser a través de los mecanismos formales", aclaró.

En otra parte de su mensaje, Cristina aseguró que el gobierno que encabeza, desde 2003 con Néstor Kirchner al frente, tuvo "dos pilares e hitos", que fueron "combatir el terrorismo de Estado y el terrorismo internacional", en relación a los atentados a la embajada de Israel, en 1992, y a la AMIA, en 1994.

Al hablar en cadena nacional, la mandataria sostuvo que "el compromiso de nuestros gobiernos ha sido siempre combatir la impunidad".

La jefa de Estado también se refirió a la muerte del fiscal especial de la Causa AMIA, Alberto Nisman, quien falleció el día anterior a tener que presentarse en el Congreso a explicar una denuncia que luego se confirmó que carecía de sustento.

"La muerte del fiscal Nisman está relacionada con el Memorándum de entendimiento y la voladura de la Amia, pero parece que nadie quiere investigar", afirmó.

Señaló que "alguien pretendió con una denuncia sin fundamento decir que queríamos desviar la investigación y proteger a los iraníes".

"Queremos saber y para saber se necesita investigación y cooperación judicial que le reclamamos a Irán, pero la justicia argentina considera inconstitucional el memorándum de entendimiento", indicó.


domingo, 25 de enero de 2015

Los intelectuales tenemos que salir de la academia: García Linera



carpetas por temas

Discurso de Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia.

“Los bolivianos y la mayor parte de América Latina estamos viviendo una década extraordinaria de luchas y grandes conquistas populares.
La movilización de identidades populares, indígenas, campesinas, obreras y juveniles han cambiado y están cambiando las estructuras políticas y económicas dando lugar a la mayor concentración de gobiernos progresistas y revolucionarios de nuestra historia.
América Latina se ha puesto a la vanguardia mundial de la construcción de sociedades posneoliberales. Mientras que en el resto del mundo, el neoliberalismo aun sigue destruyendo sociedades y economías populares, en Latinoamérica ya no es más que un triste recuerdo arqueológico Hemos nacionalizado recursos naturales devolviendo a los Estados del continente la base material de la soberanía extraviada; hemos distribuido la riqueza entre los más necesitados, creando Estados sociales protectores y equitativos; hemos dinamizado y diversificado la economía, apuntalando la creatividad de los productores; millones de jóvenes han accedido a la educación escolar y universitaria y otros tantos al empleo, renaciendo en sus espíritus la esperanza de unas patrias dignas.
El continente está rompiendo tutelajes y padrinazgos obscenos y ha retomado su capacidad de decidir su propio destino.
Las naciones indígenas oprimidas por siglos, los movimientos sociales explotados por décadas no solo han retomado el protagonismo histórico sino que, como en Bolivia, se han vuelto poder de Estado y hoy conducen el país. Se ha avanzado en diez años más que en los 200 años anteriores. Pero no basta.
El despertar revolucionario de los pueblos ha abierto un horizonte de posibilidades mucho más profundo, mucho más democrático, mucho más comunitario, es decir socialista, al que no podemos renunciar, sino es a riesgo de una restauración conservadora en la que ni siquiera la memoria de los muertos estará a salvo.
SOCIALISMO no es una etiqueta partidaria, pues, muchas veces, eso solo ha servido para camuflar la aplicación de la barbarie neoliberal.
Socialismo tampoco es un decreto, porque eso sería reducir la acción colectiva del pueblo a una decisión administrativa de funcionarios públicos.
Socialismo tampoco es estatizar los medios de producción. Eso ayuda mucho a redistribuir riqueza, pero la estatización no es una forma de propiedad comunitaria ni una forma de producción comunitaria de la riqueza.
El capitalismo es una civilización que ha subordinado todos los aspectos de la vida a una maquinaria de acumulación de ganancias. Desde el comercio, la producción, la ciencia y la tecnología, la educación, la política, el ocio, la naturaleza misma, todo, absolutamente todo ha sido pervertido para ser sometido a la dictadura del lucro.
Y para ello, paradójicamente, el capitalismo se ha visto obligado a despertar de manera mutilada, parcial, a fuerzas comunitarias, como la interdependencia entre los seres humanos, como el mercado mundial, como la ciencia y las tecnologías o internet, pero para someterlas al servicio de la ganancia monetaria ilimitada de pocos.
Y es por ello que lo que algún día tendrá que sustituir al capitalismo como sociedad, necesariamente tendrá que ser otra civilización que libere e irradie a escala mundial todas esas fuerzas y poderes comunitarios hoy existentes, pero sometidas al lucro privado.
Marx llamaba a esto la Comunidad Universal; otros le llaman el ayllu planetario; otros el vivir bien. No importa el nombre, sino el contenido de comunitarización universal y total de todas las relaciones humanas y de los humanos con la naturaleza.
Pero, para que esta nueva civilización comunal triunfe se requiere un largo y complicado proceso de transición; un puente. Y a ese puente es que llamamos Socialismo.
El Socialismo es el campo de batalla dentro de cada territorio nacional entre una civilización dominante, el capitalismo aún vigente, aún dominante, pero decadente, enfrentado contra la nueva civilización comunitaria emergente desde los intersticios, desde las grietas y contradicciones del propio capitalismo.
Comunitarismo, inicialmente minoritario, como gotas en el desierto; luego como diminutos hilos de agua que a veces se secan, se interrumpen abruptamente, y luego renacen, y a la larga suman y se vuelven riachuelo; luego, río; luego, lago; luego, mar.
El socialismo no es una nueva civilización, no es una economía o una nueva sociedad. Es el campo de batalla entre lo nuevo y lo viejo, entre el capitalismo dominante y el comunitarismo insurgente. Es la vieja economía capitalista aún mayoritaria, gradualmente, asediada por la nueva economía comunitaria naciente. Es la lucha entre el viejo Estado que monopoliza decisiones en la burocracia y un nuevo Estado que cada vez democratiza más decisiones en comunidades, en movimientos sociales, en la sociedad civil.
Socialismo es desborde democrático, es socialización de decisiones en manos de la sociedad auto organizada en movimientos sociales.
Socialismo es la superación de la democracia fósil en la que los gobernados solo eligen gobernantes, pero no participan en las decisiones sobre los asuntos públicos.
Socialismo es democracia representativa en el parlamento más democracia comunitaria en las comunidades agrarias y urbanas más democracia directa en las calles y fábricas. Todo a la vez, y todo ello en medio de un gobierno revolucionario, un Estado de los Movimientos Sociales, de las clases humildes y menesterosas.
Socialismo es que la democracia en todas sus formas envuelva y atraviese todas las actividades cotidianas de todas las personas de un país; desde la cultura hasta la política; desde la economía hasta la educación.
Y, por supuesto, Socialismo es la lucha nacional e internacional por la ampliación de los bienes comunes y de la gestión comunitaria de esos bienes comunes, como son el agua, la salud, la educación, la ciencia, la tecnología, el medio ambiente….
En el Socialismo coexisten muchas formas de propiedad y de gestión de la riqueza: está la propiedad privada y la estatal; está la propiedad comunitaria y la cooperativa. Pero hay solo una propiedad y una forma de administración de la riqueza que tiene la llave del futuro: la comunitaria, que solo surge y se expande en base a la acción voluntaria de los trabajadores, al ejemplo y experiencia voluntaria de la sociedad.
La propiedad y gestión comunitaria no puede ser implantada por el Estado. Lo comunitario es la antítesis de todo Estado. Lo que un Estado revolucionario, socialista, puede hacer es ayudar a que lo comunitario que brota por acción propia de la sociedad, se expanda, se fortalezca, pueda superar obstáculos más rápidamente. Pero la comunitarizacion de la economía solo puede ser una creación heroica de los propios productores que deciden exitosamente asumir el control de su trabajo a escalas expansivas.
Socialismo es, entonces, un largo proceso de transición en el que Estado revolucionario y Movimientos Sociales se fusionan para que día a día se democraticen nuevas decisiones; para que día a día más actividades económicas entren a la lógica comunitaria en vez de la lógica del lucro.
Y como esta revolución la hacemos desde los andes, desde la Amazonía, desde los valles, los llanos y el chaco, que son regiones marcadas por una historia de antiguas civilizaciones comunitarias locales; entonces, nuestro socialismo es comunitario por su porvenir, pero también es comunitario por su raíz, por su ancestro. Porque venimos de lo comunitario ancestral de los pueblos indígenas, y porque lo comunitario está latente en los grandes logros de la ciencia y la economía moderna, el futuro será, necesariamente, un tipo de socialismo comunitario nacional, continental y, a la larga, planetario.
Pero, a la vez, el Socialismo para el nuevo milenio que se alimenta de nuestra raíz ancestral, incorpora los conocimientos y las prácticas indígenas de diálogo y convivencialidad con la Madre Tierra.
El rescate del intercambio metabólico vivificante entre ser humano y naturaleza practicado por las primeras naciones del mundo, por los pueblos indígenas, es la filosofía del Vivir Bien; y está claro que no solo es la manera de enraizar el futuro en raíces propias; sino que, además, es la única solución real a la catástrofe ambiental que amenaza la vida entera en el planeta.
Por eso, el Socialismo del Nuevo Milenio solo puede ser democrático, comunitario y del vivir bien.
Este es el HORIZONTE de ÉPOCA de la sociedad mundial. Y es este socialismo democrático comunitario del vivir bien la única esperanza real para una regeneración de los pueblos y de la propia naturaleza.
Los revolucionarios no hemos venido para administrar de mejor forma o más humanitariamente el capitalismo. Estamos aquí, hemos luchado y seguiremos luchando para construir la Gran Comunidad Universal de los pueblos”.

viernes, 23 de enero de 2015

AMIA y la denuncia del fiscal Nisman



Los espías que no eran espías. Los interrogantes que se convierten en certeza. El suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio.Share on google_plusone_shareShare on pinterest_shareShare oSharing 1149317_593181977413008_1470690209_o




Ayer, los argentinos tomamos conocimiento de la denuncia completa del fiscal Nisman. Siempre se ha dicho que el idioma inglés, a diferencia del español, no tiene tanta diversidad de palabras para definir objetos, situaciones, adjetivos, etc. Y es cierto. Pero debo reconocer que en esta oportunidad, al ver y leer en el día de la fecha la tapa del diario porteño Buenos Aires Herald, la economía de vocabulario tiene también sus ventajas.
En efecto, el referido matutino expresa su opinión sobre la denuncia del fiscal Nisman y lo hace con precisión quirúrgica, o tal vez lingüística. Sobre un facsímil del dictamen, dos palabras inapelables: “Nothing new”. En español: “Nada nuevo”.
^28B1BCED1D1BF8C64F91D0846E1CE9FBE9D9512EC9A009F94B^pimgpsh_fullsize_distr
Por si no bastaba, agrega como subtítulo: “El reporte de Nisman fracasa en avivar las llamas de conspiración”. Fracaso y conspiración, dos palabras que si hubiera utilizado esta Presidenta sería objeto de las peores críticas. Creo que nadie podrá acusar al periódico de habla inglesa de ser un medio afín o cooptado por el gobierno.
Podría mencionar también el análisis de Horacio Verbitsky: ¨Alerta roja¨, publicado en Página 12 también en el día de la fecha, o el de Raúl Kollmann, en el mismo diario, páginas 2 y 3… pero ya se sabe, no faltarían quienes los impugnaran pese a ser ambos periodistas quienes han analizado y seguido el caso AMIA desde sus orígenes. Inclusive Horacio Verbitsky preside el CELS, que representa a familiares de víctimas del atentado, que integran el colectivo Memoria Activa.
Bueno Aires Herald, Página 12 y otros medios (no quiero ser injusta con nadie), derribaron como un castillo de naipes lo que fue presentado como “la denuncia del siglo”, que demostraría nada más ni nada menos que la complicidad de la Presidenta de la República, de su Canciller, y del Secretario General de La Cámpora, en el encubrimiento de los iraníes acusados de haber participado en el atentado a la AMIA hace 21 años.
Por mi parte, debo confesar que una rápida lectura de la denuncia publicada en el CIJ, sitio informático de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, no hizo más que confirmar mis peores sospechas, y encontrar respuesta a muchos de los interrogantes que planteé el día 19 del corriente en la ÚNICA carta que escribí y compartí con el Pueblo argentino: “AMIA. Otra vez: tragedia, confusión, mentira e interrogantes”.
ÚNICA en mayúsculas se debe a que se publicó y habló de “una nueva carta de Cristina” (sic). NO. La carta fue una sola, difundida por distintos sistemas de la red. Basta con leer el texto, pero en la Argentina, tal como siempre lo afirmo, todos los días hay que volver a explicar lo obvio y simple.
Esta es la segunda, y con motivo, precisamente, de haber conocido finalmente el texto de la denuncia, al igual que el resto de los argentinos. Saludable signo democrático: la Presidenta denunciada se entera al mismo tiempo que el resto de los 40 millones a los que tiene la responsabilidad de representar.
Decía que la lectura de la misma no hizo más que confirmar mis peores sospechas. Tenía razón el Buenos Aires Herald: Nada nuevo. Pero también por otras razones: al informe de Nisman le “plantaron” información falsa. Casi una réplica de lo que me tocó ver en la comisión que seguía la investigación de la causa principal. Los presuntos agentes de Inteligencia que Nisman identificaba como miembros de una “SIDE paralela” en conexión “directa” con la Presidenta, Ramón Allan Héctor Bogado y Héctor Yrimia, NUNCA habían pertenecido a la Secretaría de Inteligencia, bajo ningún carácter. Es más, con fecha 12 de noviembre de 2014, la Secretaría de Inteligencia denunció criminalmente al Sr. Bogado por la posible comisión del delito de “tráfico de influencias”, ya que se presentaba ante funcionarios de Aduana como personal de Inteligencia. La causa se tramita en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 9.
Por si fuera poco, el 7 de agosto de 2013 se recibió en la Secretaría de Inteligencia un oficio librado por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 en una causa por el delito de “extorsión” en el cual se solicitaba saber si Ramón Allan Bogado prestaba servicios en dicha dependencia, y en caso afirmativo, debía concurrir al Tribunal a declarar. Todo lo precedentemente detallado fue informado al juez Lijo a requerimiento del mismo, por haber quedado radicada la denuncia de Nisman en el juzgado a su cargo.
Dichas actuaciones tuvieron lugar antes de que asumieran las actuales autoridades de la Secretaría y quien puso en conocimiento de las mismas a sus superiores fue precisamente el entonces Director General de Operaciones, Ing. Antonio Horacio Stiusso, el día 10 de noviembre de 2014. La denuncia fue presentada al día siguiente.
Aquí es bueno recordar declaraciones del fiscal Nisman realizadas el 14 de enero de 2015 en el programa “A dos voces” del canal de cable TN (ya saben de quiénes se trata). Allí, ante una pregunta sobre el Ing. Stiusso de Alfano: -“¿Y que hizo Stiusso?”, Nisman contesta: -“Absolutamente todo lo que yo le pedía. Con quien coincidía muchas veces y tenía muchísimas discrepancias. Stiusso en un excelente profesional, no tengo dudas, pero a veces Stiusso como todo hombre de Inteligencia venía y me decía “tengo ésta prueba, en tal hecho participó fulano” y la explicación que me daba cuando me hablaba era coherente, la prueba la daba un informante de la triple frontera, “pero escúcheme, para Inteligencia es bárbara ésta prueba, yo tengo que ir ante un tribunal, me sacan corriendo, qué digo, ¿me lo dijo el señor Stiusso?” y se generaban discusiones. Yo solamente validaba jurídicamente a lo que le podía dar validez judicial”. Textual.
Si Stiusso era el que le daba toda la información que Nisman pedía y tenía, es más que evidente que fue el propio Stiusso el que le dijo (¿o le escribió?) que Bogado e Yrimia eran agentes de Inteligencia. ¿Es posible que se haya olvidado que él mismo lo había denunciado en noviembre del año pasado y se había iniciado causa judicial? Y si se había olvidado un hombre tan memorioso ¿no consultó con la oficina de Recursos Humanos?
Aquí cobran especial importancia las declaraciones del juez de la causa, Dr. Rodolfo Canicoba Corral, quien se ha referido críticamente a la participación del Ing. Stiusso, manifestando que en lugar de colaborar, terminó dirigiendo la investigación. Personalmente creo que hacía algo más que dirigirla. Los hechos hablan por sí solos.
Si entonces todo es falso; si los agentes no son agentes; si Interpol, en la persona de su ex jefe Ronald Noble, demolió la acusación sobre las alertas rojas afirmando que lo que decía Nisman era falso; si el comercio con Irán decrece en vez de aumentar luego del Memorándum; si los que venden granos no son ni la Presidenta, ni el Canciller, ni el Secretario General de La Cámpora, sino en forma privada y sin intervención del Estado, entre otras, las firmas: Bunge, Cargill, Nidera, Oleaginosa Moreno de la firma suiza Glencore, Aceitera General Deheza, Molinos Rio de La Plata, Vicentin, e inclusive el Sr. Jorge Aranda, directivo de Clarín, quién triangula operaciones de venta de arroz a Irán a través de la firma Molinos Libres S.A. Como se verá, empresas y empresarios que no son precisamente “amigos” del Gobierno, como gusta adjetivar Clarín a algunos que no responden a sus directivas o invitaciones.
Si además el Gobierno nunca compró petróleo a Irán; si además el supuesto agente iraní Jorge Alejandro Khalil aparece asociado comercialmente a su hermano Alberto Amado Edgardo Khalil, quién se desempeñó como Director General de Asuntos Jurídicos de la Legislatura porteña, designado por el entonces Vicepresidente de la Legislatura Santiago de Estrada y el entonces Secretario Administrativo Oscar Moscariello (hoy Vicepresidente de Boca Jrs. y dirigente del PRO). Luego, por Decreto, se le otorgó Poder General Judicial para representar al Gobierno de la Ciudad, y renuncia a la Dirección General de Asuntos Jurídicos 8 días después del procesamiento y dictado de prisión efectiva al ex Jefe de la Policía Metropolitana Jorge “el fino” Palacios por espionaje telefónico, entre otras personas, a familiares de víctimas de la causa AMIA.
Resulta extraño que quien profesa con tanto fervor la fe islámica, lo cual merece mi mayor respeto, y es un incondicional defensor de la República Islámica de Irán, algo completamente legal en Argentina, se asocie con dirigentes de un partido manifiestamente anti-iraní. Porque si bien los parientes no se eligen, los socios comerciales sí.
Asimismo, llama la atención que el fiscal Nisman, o quienes lo asesoraban en la investigación, se hayan interesado únicamente en escuchar telefónicamente a Khalil cuando hablaba con determinadas personas. En cualquier parte del mundo una investigación antiterrorista seria, lo primero que hace es determinar vínculos comerciales, de financiamiento, etc.
Es más, si algún juez o jueza profundiza la investigación sobre este ciudadano, además de escuchar su teléfono, tal vez se encuentre con información que nada tiene que ver con la religión, con Irán y con todas las cosas que parecen ser. Porque en la Argentina, como en todos lados, no todo lo que parece es, y viceversa.
En síntesis, la acusación de Nisman no sólo se derrumba, sino que constituye un verdadero escándalo político y jurídico. Y ahí está una de las claves. El fiscal Nisman no sabía que los agentes de Inteligencia que él denunciaba como tales, no lo eran. Mucho menos que uno de ellos había sido denunciado por el propio Stiusso. Tampoco investigó, fuera de las escuchas que le suministraba Stiusso, al ciudadano Jorge Alejandro Khalil.
A esta altura, los interrogantes que me planteaba el 19, se van convirtiendo en certezas, igual que cuando se avanzaba en la investigación de la causa AMIA.
La denuncia del fiscal Nisman nunca fue en sí misma la verdadera operación contra el Gobierno. Se derrumbaba a poco de andar. Nisman no lo sabía y probablemente no lo supo nunca. La verdadera operación contra el gobierno era la muerte del fiscal después de acusar a la Presidenta, a su Canciller y al Secretario General de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista a la AMIA.
El estrépito de la denuncia, sumado al marco internacional por lo sucedido en Francia, que aún sin pruebas ni sustento, plagada de información “plantada”, quedaba sepultada por la muerte del fiscal. Eso sí, bajo la forma de aparente suicidio. Recurso que ya ha sido utilizado en muchos casos tristemente célebres. Quiero recordar uno en especial para retomarlo más adelante, el de Lourdes Di Natale quién se “suicidara” tirándose por un balcón.
Al fiscal Nisman no lo hacen volver sólo para denunciar algo que sabían no tenía sustento y que no podía perdurar. Cuando la periodista Sandra Russo analiza el caso en Página 12 bajo el título “El truco de la confusión” y afirma que “quisieron usar vivo a Nisman y ahora lo usarán muerto”, se equivoca. Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible.
Porque surgen nuevos interrogantes a medida que se hacen públicas muchas cosas. ¿Por qué habría de suicidarse alguien que escribe un mensaje en su chat como el que escribe el fiscal Nisman cuando explica a un grupo cerrado de amigos su regreso intempestivo al país? En un tono casi épico, reflejando que venía a cumplir una tarea “para la que se había preparado pero no se la imaginaba tan pronto”.
B7zQWoxIgAED-bH2
¿Por qué se iba a suicidar alguien que en su chat explica que la tenía pensada hace tiempo pero que la había tenido que adelantar? ¿Tal vez lo hicieron venir por lo ocurrido en Francia? ¿O estaba pensada para la campaña presidencial? ¿O tal vez se adelantó por los cambios efectuados en la Secretaría de Inteligencia?
¿Por qué se iba a suicidar alguien que el sábado a las 18:27 le envió una foto a Wolff, miembro de la DAIA, de una imagen de su escritorio donde se ven papeles y resaltadores, y le aseguraba que se estaba preparando para la reunión del día lunes en Diputados? El propio Wolff expresa textualmente: “Le escribí para consultarle sobre quién debía levantar el secreto de sumario sobre los miembros de los servicios de Inteligencia. El me respondió que quien lo tenía que hacer era el Secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, y me envió una foto del escritorio en el que estaba trabajando”.
desk
¿Por qué se iba a suicidar si no sabía que era falsa la información que estaba en el informe? Estas respuestas seguramente las podrán dar quienes lo convencieron de que tenía en sus manos “la denuncia del siglo” proporcionándole datos falsos.
Pero además, si hubiera tenido sospechas de falsedad de información o de falta de sustento en el supuesto de que se lo habían escrito “otros” ¿Por qué se iba a suicidar alguien que ya había sido acusado por numerosos familiares de las víctimas del atentado en la AMIA o directamente lo habían recusado? ¿En qué hubiera cambiado su vida si el informe no tenía sustento y el juez a cargo, como es común, corriente y sucede a diario, le dicta un “téngase presente y resérvese hasta que se adjunte más prueba”?
¿Por qué se iba a suicidar alguien que siendo fiscal gozaba, él y su familia, de una excelente calidad de vida? Pero además, ¿por qué iba a pedir prestada un arma para suicidarse cuando el fiscal tiene registradas dos armas a su nombre en el RENAR? Una pistola semiautomática marca Bersa calibre 22 plg largo rifle (similar a la que fue hallada junto a su cuerpo) y un revólver acción doble marca Rossi calibre 38.
Resulta imposible no observar que en cualquier lugar del mundo, si alguien aparece muerto por un arma que está registrada a nombre de otra persona y esa misma persona resulta ser la última que estuvo con él en vida, le entregó el arma en el mismo lugar del hecho, su casa, y es un íntimo colaborador suyo especialista en informática que trabaja también en la causa AMIA desde el año 2007, resulta cuanto menos raro. Muy raro. Por eso es más que conveniente que se le otorgue mucha protección al Sr. Diego Ángel Lagomarsino.
Como también resulta muy conveniente que se ordenen sumarios e investigaciones lo más rápidamente posible sobre la propia custodia del fiscal Nisman. Esto es: los 10 policías federales. ¿Si informaron inmediatamente de descubierto el hecho al 911 o a sus superiores? ¿Cómo se permitió el ingreso al lugar donde estaba el cuerpo del fiscal Nisman a un médico privado de una obra social antes de dar cuenta al juez, a sus superiores, a los forenses?
Interrogantes estos y otros que deberán ser investigados por la jueza y la fiscal de la causa. Sí, ya sé. Llegaron a mí la publicaciones en Twitter y Facebook de la jueza interviniente. Manifestaciones no solamente de neto corte opositor hacia el gobierno nacional, sino que diría hasta ofensivas hacia la figura presidencial que revisten mayor gravedad proviniendo de una funcionaria pública de otro Poder. Dicho sea de paso, también tuvo expresiones hacia su propia institución, cuanto menos, poco felices.
Pero lo que más me inquieta es que es la misma ueza que trató la causa del “suicidio” de Lourdes Di Natale, ex secretaria de Emir Yoma, quien lo denunció por pago de coimas y fue una figura clave en la venta ilegal de armas. La causa se cerró y Lourdes sigue “suicidada”.
No fue casual que en la única nota que publiqué el 19 de enero, antes de conocer la denuncia de Nisman, en el segundo párrafo, y refiriéndome concretamente a la muerte del Fiscal Nisman, escribí con signo de interrogación “¿suicidio?”.
Hoy no tengo pruebas, pero tampoco tengo dudas. Había que traerlo urgente al país para aprovechar el estrépito internacional provocado por los actos terroristas ocurridos en Francia. Nisman mismo lo expresa en su chat cuando dice que no lo imaginaba tan pronto refiriéndose a lo que venía a hacer en su retorno imprevisto. Lo que nunca pudo imaginar es que el tiempo no solamente había comenzado a correr para la “denuncia del siglo”, sino también para su propia vida.
En varios medios de comunicación se recordaron, en estos días, casos de “suicidios” que nunca se esclarecieron: el Brigadier Etchegoyen que investigaba en la Aduana un caso de narcotráfico, mientras la aeronáutica era conducida por su camarada José Antonió Juliá (padre de los dos condenados en España por narcotráfico); el Capitán de Navío Horacio Pedro Estrada que estaba imputado en la causa por venta ilegal de armas; Marcelo Cataneo, acusado de pagar coimas en el caso de Banco Nación-IBM; el caso de la propia Lourdes Di Natale que mencioné en párrafos anteriores.
Sin embargo, el caso del fiscal Nisman es diferente. Todos los casos mencionados remiten a cuestiones de corrupción y dinero. El caso AMIA es otra cosa. Es el mayor atentado terrorista que sufrió nuestro país y cobró la vida de 85 argentinos. Las víctimas y sus familiares esperan justicia hace 21 años y es precisamente desde allí, desde el Poder Judicial, único encargado de investigar, acusar, juzgar y condenar a los responsables de tanta tragedia, desde donde se puede cumplir esa demanda permanente de Verdad y Justicia.
Dra. Cristina Fernández de Kirchner
Presidenta de la Nación Argentina

LAS TRES CAUSAS POLÍTICAS QUE ESTÁN EN MANOS DE LA EX ESPOSA DE NISMAN


La jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fiscal Alberto Nisman y madre de sus dos hijas, instruye al menos tres causas judiciales de envergadura, y que involucran al Grupo Clarín, a Sergio Massa y a un grupo de periodistas acusados de realizar espionaje.
Las tres causas políticas que están en manos de la ex esposa de Nisman
Sergio Villone - En Orsai // Miercoles 21 de enero de 2015 | 11:48

Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fiscal Alberto Nisman y madre de sus dos hijas, instruye al menos tres causas judiciales de envergadura:
1. La causa por la identidad de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble, Marcela y Felipe, que en repetidas oportunidades se negó a cerrar, a pesar de los insistentes pedidos del ejército de abogados de la dueña de Clarín, encabezados por el ex juez federal y ex socio de Jorge Lanata, Gabriel Cavallo.
2. La causa contra la banda de periodistas que habrían integrado una asociación ilícita dedicada a espiar y “pinchar” cuentas de mail de funcionarios nacionales, incluida la presidenta de la Nación, Cristna Fernández de Krchner. Entre los procesados con pedido de elevación a juicio oral están los periodistas Carlos Pagni (La Nación), Roberto García (Perfil) y Edgar Mainhard (Urgente 24), comandados por el ex jefe de la Side menemista, Bautista 'Tata' Yofre, ex marido de la periodista de Clarín, María Laura Avignolo.
3. La causa de encubrimiento contra el fiscal de San Isidro, Julio Novo, integrante del Frente Renovador de Sergio Massa, por encubrir causas contra narcotraficantes, incluidos los hermanos Gustavo y Adolfo Juliá, hijos del brigadier José Antonio Juliá, jefe de la Fuerza Aérea durante el gobierno de Carlos Menem y vinculados al ex presidente Eduardo Duhalde y al sindicalista Luis Barrionuevo- que están presos en España por intentar introducir una tonelada de cocaína en ese país.

miércoles, 14 de enero de 2015

Stella, como la cigarra, por Noemí Ciollaro

Nos conocimos en los ’70, en un local político gremial de San Martín, donde se creó la agrupación Los Obreros que impulsó la proletarización de su militancia para foguearse en las fábricas y aportar en las luchas.
Stella_141329181114132918114716
Teníamos 20 años, Stella Maldonado, Mona para nosotros, venía de un hogar peronista, era maestra, estudiaba asistencia social y adoraba a su compañero, Mauricio, llegado de las Ligas Agrarias.
Junto a Marta y quien escribe, buscamos empleo como obreras en el conurbano. De madrugada salíamos de recorrida intentando mimetizarnos y disimular nuestra extracción “burguesa”, negábamos estudios secundarios y  nos llevó meses insertarnos. La primera fue Marta, que era alta y consiguió entrar en Nike, una textil, a Mona y a mí nos rebotaron por petisas: había que medir más de 1,65.
Al tiempo, ella entró en Kodak y yo en Wobron, en una sección “femenina” de de placas electrónicas. La clase obrera llegó al paraíso…Vivíamos felices y agotadas, no era fácil integrarse, cumplir horarios, bancar maltratos de capataces y vincularse con las compañeras para plantear reivindicaciones que, a nuestro juicio, eran indispensables. Fue una época rica y febril donde a la fábrica, se sumaban reuniones militantes y la atención de nuestras casas y compañeros. Eran los ’70, y las tareas del hogar eran cuestión de mujeres, a no engañarse… Pero la alegría de aquellos tiempos es inolvidable.
Luego el clima se fue enrareciendo, en 1975 la Triple A asesinó a Mauricio Tzeplisky, compañero de Mona y padre de su hija Ana, recién nacida. Y llegó la dictadura que nos azotaría con violencia y muerte y desparramaría a los cuatro vientos a los sobrevivientes. Mona volvió a la docencia y se replegó al cuidado de su hija; pero su enseñanza llevaba la impronta de la pedagogía para la liberación y como en un relicario, guardaba los principios inclaudicables.
Ella se aferró a la vida, años después, como la cigarra, apostó nuevamente al amor, se casó con Alfredo Dalio; y nació su hija, Inés. El destino artero quiso que en 1987 un accidente en la fábrica en la que trabajaba, lo matara. Otra vez la soledad, la crianza de hijas sin padre, el dolor lacerante.
Pero nada impidió su lucha por la educación pública, popular y emancipadora; por los Derechos Humanos y los de lxs trabajadorxs, que la llevaron a ser la secretaria general de CTERA y artífice del Movimiento Pedagógico Latinoamericano.
Hace años nos reencontramos en el despacho de la ex -diputada Mary Sánchez; nos fundimos en un abrazo y volvimos a compartir ideas y asados con compañerxs queridxs.
El azar quiso que antes de que estallara la enfermedad que se la llevó el 13 de octubre, le hiciera una entrevista televisiva sobre la historia de su vida. Ella, que siempre andaba a cara lavada, se dejó maquillar y riendo recordamos viejos tiempos y festejamos a su nieto, Ignacio. Antes de despedirnos, planeamos un locro con lxs cumpas. No pudo ser.
Así que… hasta más vernos, Compañera del alma.

jueves, 8 de enero de 2015

ALICIA GRACIANA EGUREN - (1924 – desaparecida en 1977)

UNA MALDITA EXCLUIDA DE LA HISTORIA OFICIAL
Esta “peronista histórica”, como ella misma se definía en 1971, fue poeta, docente y periodista pero, ante todo, fervorosa militante de la causa popular. Enérgica, de fuerte carácter, se entregaba a la lucha con pasión, dándolo todo sin pedir nada. Si algo pudo criticársele alguna vez fue precisamente pecar de voluntarismo y orillar posiciones de ultraizquierda, que su compañero –Cooke- se esforzaba por contener.
Nació en Buenos Aires en 1924. Su padre, Ramón Eguren, era un irigoyenista de raíces federales que luego de 1930 simpatizó con las banderas nacionalistas. Después de 1943, al aparecer el peronismo, padre e hija adhieren al nuevo movimiento.
En 1946, en un acto del CUA (Centro Universitario Argentino), dirigido por Ricardo Guardo, ella conoce a John William Cooke, con quien no se volverá a encontrar hasta casi una década más tarde.
Por ese entonces, Alicia milita en Filosofía y Letras, escribe poemas de estilo neorromántico y edita el periódico literario “Nombre”. En 1949, junto al intelectual rosarino Armando Cascella, funda y dirige la revista “Sexto Continente”, cuya línea editorial se basaba en la convicción de que “la América Latina constituye, por sí, un continente indiviso y perfectamente diferenciado, cuyo porvenir inmediato es el de gravitar considerablemente como unidad económica y como ente espiritual en los destinos del mundo contemporáneo”. En la publicación, de breve existencia, colaboraron personalidades importantes: José Vasconcelos, Carlos Montenegro, Jorge Icaza y Josué de Castro, entre los latinoamericanos, y Carlos Astrada, Arturo E. Sampay, José María Rosa y Orestes Di Lullo, entre los argentinos.
Por esos años, la joven escritora publica varios libros de poesía: “El canto de la tierra inicial” (1949); “Dios y el mundo” (1950), “El talud descuajado” (1951). En esa época, cultiva una poesía impregnada de profundo catolicismo.
Estrechamente vinculada a la militancia política, a raíz de los sucesos del 16 de junio de 1955 se presenta ante “El Bebe” Cooke, por entonces interventor del partido peronista de Capital Federal, y se pone a su disposición, ya que lo estima un “hombre de pelea”.
En septiembre de ese año, se produce el derrocamiento de Perón y tanto ella como Cooke caen presos de la llamada Revolución Libertadora. Cooke en Ushuaia y Alicia en Olmos. Cuenta el periodista Martín García que, durante el cautiverio, cuando era llevada junto a Lala Marín, otra célebre militante peronista, a declarar ante las autoridades, que requerían para bajarles la pena que abjurasen de su credo político, “iban a las entrevistas cantando la marcha peronista, por lo que, ni siquiera llegaban a dar testimonio y las volvían a encerrar”.
Desde la cárcel, donde estuvo casi dos años, Alicia mantendrá un profuso vínculo epistolar con Cooke, hasta que al recuperar la libertad, se traslada a Chile para unirse a él, quien acaba de protagonizar una sonada y novelesca fuga del penal de Río Gallegos junto a otros dirigentes peronistas. Ya Perón lo había nombrado su representante personal y potencial “heredero”.
Hacia mediados de 1957, Alicia viaja a Caracas encomendada por Cooke para hacer llegar al General un extenso informe acerca de la situación argentina y el consiguiente plan de acción a desarrollar con vistas a la insurrección. A su vuelta, mediados de setiembre, en Chile, formalizan legalmente su unión matrimonial, pocos días antes de que Cooke volviera a prisión una vez más. Éste, en carta a Perón, comentará entonces: “nuestro matrimonio sigue el ‘factótum’ de nuestra extraña relación: nuevamente estamos presos, después de una luna de miel de exactamente siete días… Estamos acostumbrados a la persecución… Así que eso no nos hace mella”.
A fines de ese año, parten juntos a la capital venezolana, donde reside el líder justicialista, para ultimar con éste los detalles del controvertido pacto Perón-Frondizi, que lleva las firmas de éstos, de Frigerio y de Cobos.
Pocos meses después, ya la claudicación del jefe de la UCRI está consumada y aunque la resistencia obrera y popular no ceja, la dirigencia peronista tradicional comienza a retomar posiciones en el movimiento. Alicia y Cooke (que sigue siendo representante de Perón en la Argentina, pero cada vez más mediatizado por aquella dirigencia burocrática y conciliatoria) apoyan, en enero del ’59, la ocupación del frigorífico Lisandro De la Torre y la huelga general declarada a raíz de esa lucha.
La derrota del movimiento será un golpe fuerte para el matrimonio cada vez más enrolado en la “línea dura” del peronismo.
Según algunos autores, en ese año, Alicia habría colaborado en la organización de la toma del destacamento policial de Alto Verde dirigida por el comandante Uturunco (Juan Carlos Díaz), en Tucumán, primer esbozo de guerrilla rural en la Argentina.
Lo cierto es que al año siguiente, invitado por el Movimiento “26 de julio”, el matrimonio Cooke viaja a la Cuba de Fidel y el Che. Si al principio existe algún resquemor mutuo, dada la desconfianza de algunos cubanos por el peronismo, pronto todo recelo se disipará. Los mismos enemigos del peronismo, al fin de cuentas (desde Álvaro Alsogaray hasta el mismísimo Spruille Braden), son los que ahora se ha sabido ganar la revolución cubana, que ya ha dado importantes pasos hacia una estructuración socialista de su economía. El matrimonio Cooke adhiere fervorosamente a ese proceso, formando parte de las milicias, dando conferencias y colaborando en distintas publicaciones revolucionarias.
A principios de 1961, con las armas en la mano participan, en distintos puestos de combate, de la “Operación Muerte al Invasor”, rechazando –luego de 72 horas de dura lucha- el ataque de las fuerzas imperialistas procedentes de EE.UU. El fervor revolucionario de Alicia es tal que algunos cubanos recuerdan hoy que en los sucesos de Bahía de los Cochinos, ella tenía un grado miliciano superior al de su compañero quien por otra parte, se caracterizaba por su arrojo y espíritu de lucha. Una vez lograda la victoria, el reencuentro de Alicia y Cooke constituirá –dice un autor- “uno de los momentos más felices de sus vidas”.
Pero los Cooke no dejan de pensar constantemente en la Argentina y sueñan con que el proceso revolucionario que ven deslizarse promisorio ante sus ojos pueda ponerse en marcha también en su patria chica. Así, a fines de 1963, regresan a Buenos Aires, donde fundan poco después una pequeña agrupación no desgajada del tronco del movimiento; la “Acción Revolucionaria Peronista”. Desde allí bregarán –en palabras de Norberto Galasso- “para conformar una vanguardia capaz de entroncar con sectores obreros y posibilitar una acción política dirigida a crear condiciones para la insurrección popular”.
En esa perspectiva participan, en 1967, de la conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad con la Revolución Cubana (OLAS).
Pero 1968 resulta luctuoso ya que el 19 de septiembre, a los 48 años, se apaga la vida del “Bebe” Cooke, fuerte golpe que sin embargo no aplaca el fervor revolucionario de Alicia.
Pronto va a colaborar en el periódico “Con Todo”, dirigido por Bernardo Alberte y Mabel Di Leo, y en la elaboración del documento conocido como “Estrategias y Tácticas Revolucionarias”, presentado, en 1969, en el Congreso Fundacional de la Tendencia, llevado a cabo en Córdoba.
En 1972, Alicia selecciona y publica la correspondencia mantenida entre Perón y Cooke desde 1956 y 1966, testimonio insoslayable para entender la historia política argentina de aquellos convulsionados días.
Al año siguiente brinda su apoyo al gobierno de Héctor J. Cámpora y dirige la revista “Nuevo Hombre”. “A lo largo de este proceso –dirá Mabel Bellucci-, sus lugares de inserción en el movimiento peronista no quedan aún muy esclarecidos. Tan es así que se evoca una multiplicidad de espacios de pertenencia política a la vez: Montoneros, Fuerzas Armadas Peronistas, Peronismo de las Bases y Partido Revolucionario de los Trabajadores”. No hay duda, sin embargo, que en 1972, participa en el acto del Peronismo de las Bases, junto a Rodolfo Ortega Peña, realizado en la Federación de Box.
Lo cierto es que Alicia Eguren, viviendo por entonces con su madre en el barrio de Boedo, fue secuestrada, en la vía pública, por un grupo de tareas de la Armada, el 26 de enero de 1977. Tenía 52 años. No se sabe la fecha exacta de su muerte pero sí se conoce que fue torturada en la ESMA y finalmente arrojada desde un helicóptero al Río de la plata. A manera de epitafio podrían haberse acuñado estas palabras de su compañero de sueños y de luchas: “en la medida en que he dedicado mi vida a los ideales revolucionarios de la libertad humana, me perpetuaré en la obra de los que continúen esa militancia”.
JUAN CARLOS JARA – LOS MALDITOS – VOLUMEN II – PÁGINA 269
Editorial Madres de Plaza de Mayo

Nuestra Red Cultural Carpani participa:



- De la Mesa Política de la Comuna12



-De la Asamblea Barrial de Vecinos de Saavedra




-De la Cooperativa de Provisión CASCO


-Del Grupo de Percusion Afrotarse


- Del Proyecto televisivo de V. Lopez