QUIENES SOMOS la Red Cultural Carpani?

La Red cultural Carpani nació en 1999 como la necesidad de articular diferentes expresiones culturales y artística que surgían al calor de la lucha popular, en especial con el surgimiento del movimiento Piquetero, como nueva forma de organización de los sectores excluídos, y proponiendo un síntesis novedosa en la manera de hacer política. Nuestra Red nace impulsada desde la Corriente Sindical 1º de Mayo


En 1999 desde la Red Cultural Carpani convocamos a diferentes actividades que expresasen la situación de Resistencia Popular al modelo Neo liberal aportando y apostando al surgimiento de un nuevo paradigma político –cultural, fue así que nos empezamos a juntar y a encontrar en las ideas, en el trabajo y en los sueños. poetas. escritores, actores, cineastas, plásticos, dibujantes, fotógrafos, artesanos y mucho pueblo como uno, que advertía sobre la necesidad de crear una organización horizontal que se diferenciara, en eso precisamente, en la que el poder pudiera circular libremente y no estancarse en el cargo de alguno, sin desmerecer la conducción de quienes visualizan el proyecto cultural en forma orgánica y colegiada, una especie de formula simple para que no se repitan los vicios de las instituciones formales. Un desafío que asumimos como forma de vida y en el que no hay tiempos predeterminados, porque entendemos que la tarea es sembrar por una cultura nacional, popular y latinoamericana.

Nuestra Red tiene historia porque sus integrantes como trabajadores y militantes de la cultura han sido protagonistas, cada uno desde su militancia, trabajo, estudio y como creadores y artistas populares, de luchas y reivindicaciones sociales. Nos unió la resistencia a la década infame del 90, nos unió el darnos cuenta que después del Indulto y la entrega desmesurada del patrimonio material y cultural de la Nación, no nos quedaba nada, en ultima instancia nos quedaba eso que en aquella época se decía "la gente" un eufemismo de lo que en realidad era el pueblo.

En nuestra Plaza emblemática, “La Plaza del Pañuelo Blanco” hemos inaugurado encuentros con otras organizaciones sociales los días 11 de octubre durante esos años de liberalismo salvaje conmemorando el ultimo día de libertad en América.

Luego de aquella década trágica, iniciada por el Menemato, y la brutal Crisis heredada de dicha década, cuyo punto culmine fue la salida bañada de sangre de De La Rua, la sucesión en una semana de 4 presidente, es que comenzó, a partir del 2003 con el primer gobierno K de Nestor, un periodo de prosperidad para nuestro Pueblo, recobrando derechos sociales, laborales y ciudadanos. En nuestro caso a nivel del territorio implico empezar a tener eco en una porción considerable del nuestro pueblo cuando llamamos a las cosas por su nombre, es así que recuperamos palabras que parecían proscritas, imperialismo, patria, DD-HH, desarrollo industrial, retenciones, mercado interno, todo esto implicaba entender que no se había acabado la historia y que había otra historia que contar. Es en esta ardua tarea que continuamos y que con el apoyo y apoyando a este Gobierno Popular pensamos continuar.

En la Red Carpani hemos privilegiado desde siempre el Contenido, será porque advertíamos el vaciamiento económico y cultural de parte del Neoliberalismo. Es por esto que, desde entonces, nos acompaña el criterio de proponernos recuperar nuestros valores culturales desde abajo, colaborar con iniciativas que apunten a rescatar y fortalecer nuestra identidad Latinoamericana y que nuestra acción cultural sirva para preservar la Memoria histórica, la Verdad y la Justicia como un instrumento de valoración ética y de los procesos sociales, todo esto vinculado a una fuerte Participación Popular, que es lo que realmente llena de contenido a este Movimiento Político Cultural

Con estas premisas los esperamos y los invitamos a subirse al camino que venimos recorriendo desde la Red Cultural Carpani, a compartir sus actividades y propuestas.

Nuestro proyecto se sustenta de los saberes populares, consolidando vínculos solidarios, redes culturales y sociales. Nuestra herramienta mas importante es la palabra, oral , escrita y la no dicha. Andar caminando la cultura es andar entre el pueblo, haciendo y compartiendo proyectos sociales, comunicacionales, artísticos y productivos.

Andar este camino es darle un sentido a la cultura que hacen las mujeres y los hombres cotidianamente, llevando adelante un imaginario en el que haya siempre un lugar para todos.

jueves, 30 de octubre de 2014

Presentacion del libro Constitucion del 49´

EXPOSITORES: Norberto Galasso, Carlos Benitez (Editorial Punto de Encuentro), Josefina Minatta (Abogada integrante del Colectivo por la Justicia Social) y el autor.
FECHA: Viernes 31 de octubre
HORARIO: 19:00 hs
LUGAR: Centro Cultural E. S. Discépolo 
Entrada libre y gratuita, te esperamos!


viernes, 17 de octubre de 2014

Aparecio Luciano Arruga, la lucha por justicia continua....

Apareció el día de la fecha el cuerpo de Luciano Arruga, el joven de 16 años desaparecido desde el 31 de enero de 2009 luego de ser secuestrado por la policía bonaerense en Lomas del Mirador.
Luciano Arruga estaba enterrado en el cementerio de la Chacarita como NN y fue atropellado por un auto en la Avenida Gral. Paz la misma noche de su desaparición.
El titular del CELS, Horacio Verbitsky, criticó nuevamente a la Policía y aseguró que aún se requieren muchas explicaciones. Confirmó que enterrado en el cementerio de la Chacarita como NN y fue atropellado por un auto en la Avenida Gral. Paz la misma noche de su desaparición, en una esquina donde había un destacamento de la Policía Bonaerense.
En esa línea, aseguró:  “Archivaron la causa con un cuerpo NN. Esto no hubiera ocurrido si el chico desaparecido hubiese sido de la clase media porteña y hubiese sido de Palermo. Requerimos explicaciones” y destacó que la lucha continúa.
Por su parte, Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga afirmó: “Hay que replantearse el poco valor que se le da a la vida de los pobres. Los pobres tenemos derechos” y pidió a los medios de comunicación no escuchar versiones extra-oficiales, que no sean de la familia.


17 de Octubre: Un pueblo leal, haciendo historia



día de la lealtad

Mujer de América, la escritora y poeta uruguaya fue parte fundamental del 17. Publicamos su relato de aquella jornada histórica. "Sobre las turbias aguas del Riachuelo ardía octubre bajo un cielo atroz y amenazante".
Estaba radicada en Buenos Aires, y tanto mis documentos como mi experiencia pública me declaraban ciudadana latinoamericana de avanzada. Asistí al nacimiento del peronismo y escuché los primeros vagidos de la criatura y sus respuestas profundas y esperanzadoras a los seres de la América cobriza. Bueno, no lo pensé más: me había situado junto a Perón. Una cálida mañana, desayunando junto a unos amigos, nos enteramos que Perón había caído y que un grupo de oficiales subalternos se había apersonado en la casa de la calle Posadas para exigirle su rendición. Supimos también que el general se había negado y que esos oficiales tuvieron que retirarse. Todo eso lo conocíamos por fragmentos, a medias; hay que imaginar el momento de confusión revolucionaria que se vivía. Como yo trabajaba en Informaciones y Prensa de Casa de Gobierno, mis compañeros iban y venían con noticias y yo las recibía al instante. Me ocupaba de la parte latinoamericana, que a Perón siempre le interesó mucho porque la revolución peronista –justicialista para ser más exacta- había construido una proyección continental que no tuvieron otros movimientos.
A medida que caía la tarde las cosas se fueron aclarando y nos organizamos, aprestándonos como un ejército frente a otro ejército. Supimos que a Perón lo llevaban a Martín García; y corría la voz de que iba a ser fusilado. Informaciones de todo tipo llegaban, mientras tanto, a través del brigadier Nicolás Luis Ríos o del coronel Perrotta, y también de dirigentes gremiales como El Negro Montes de Oca (metalúrgico), Bianchi (del gremio de la carne), Andreotti, Cipriano Reyes (también del gremio de la carne) y de periodistas como Eduardo Pacheco y César Lomito. Comenzamos a planear la liberación de Perón como consigna de unidad y de movilización general. Yo había estado casada con David Alfaro Sequeiros, un pintor admirable y un revolucionario también admirable, y junto a él no sólo aprendí pintura sino también algunos manejos en cuanto a cuestiones revolucionarias, y sabía que existía para la clase obrera un arma poderosa: la huelga general. No fue difícil prepararla; empezaron a llegar emisarios del interior, hicimos contacto con ellos, tomamos algunos departamentos (el mío en Rodríguez Peña al 1500, era muy femenino, muy agradable, pero no obstante rebosaba de armas; el portero Marcelo, peronista como todos los porteros de Buenos Aires, vigilaba los movimientos del edificio). Los militares no veían muy bien estas cosas; inclusive nos mandaron decir casi en vísperas del 17 que al salir el pueblo a la calle sacara los pañuelos blancos en señal de rendición, porque no estaban seguros de la forma en que reaccionaría el Ejército. Y tuve el honor de ser yo la que transmitiera la contestación de los obreros a los militares: Fue: ‘que mañana abran los arsenales, porque nosotros tomaremos las armas’. Esa respuesta la entregué a los edecanes –Uriondo, Perrota, Palazuelo- que tenían contactos en las Fuerzas Armadas.
Así las cosas, llegó el 17 de octubre. Manteníamos una clave para comunicarnos entre los departamentos; por ejemplo, llamábamos 4 veces y decíamos luego ‘Aquí el Museo de Bellas Artes’. A mí me asignaron la misión de integrar un comando que vigilaba el movimiento de barcos desde y hacia la isla Martín García. Teníamos también algunos compañeros marinos, al fin hijos del pueblo, que estaban en naves surtas en las proximidades de la costa y nos transmitían las novedades. Fue una sorpresa escalofriante cuando llegué a las inmediaciones del río y me topé con un escuadrón de la policía montada, integrado por tipos sumamente negros, con pelos negros, con uniformes negros y con los caballos relucientes; un espectáculo digno de ser captado por Violeta Parra.
Del otro lado del río, en el límite de Avellaneda, la muchedumbre peronista clamaba que bajaran los puentes, para alcanzar a pie el corazón de Buenos Aires. La turbamulta de los "descamisados", como los motejaba La Nación, componía un cuadro formidable de gruesos trazos a lo Solana. Sobre las turbias aguas del Riachuelo ardía octubre bajo un cielo atroz y amenazante.
Hacia el mediodía se produjo un hecho inesperado y extraordinario que, tal vez, ni el mismo Perón conozca: esa muchedumbre, cansada de esperar, destacó unos muchachones de torzo al descubierto, que empezaron a cruzar el riacho nauseabundo asidos a unos tirantes de madera. El oficial a cargo de la tropa, sin alterar el semblante, se preparó a cumplir órdenes superiores, mandando "¡Desenfunden las armas! El primer disparo es de advertencia. ¡Listos!". Y entonces, al Trompa de Órdenes, que tenía desenfundada la carabina, apretándola cobre el hombro izquierdo y en la mano derecha pulsaba el clarín, se lo vio masticar saliva, mientras lanzaba al aire, como un clamor vibrante, la diana metálica de su grito de guerra: "¡Vivaaa... Perón!", que los guardias rubricaron como un eco sagrado. Yo buscaba desesperadamente el rostro del oficial que comandaba el escuadrón y lo identifiqué justo en el momento de disponer la contraorden: "¡Bajen los puentes! ¡Que cruce el Pueblo!".
Así entraron coligados las pobres gentes y los policías de Velazco. Entraron cantando a la ciudad prohibida. Una vanguardia de animosos jóvenes de ambos sexos y de la más diversa extracción social, coreando e improvisando estribillos populares, se adelantó al grueso de la muchedumbre que se desprendía de los arrabales de Avellaneda, Berisso, Ensenada, La Plata, Quilmes, Wilde, parta avanzar alegres y decididos. Por el Sur, la marea de operarios y obreros de Lanús, Remedios de Escalada, Lomas de Zamora, Temperley, volvían compactas las mareas humanas que se deslizaban como un alud incontenible hacia la Plaza de Mayo. En una librería a medio cerrar compré y repartí cajitas de tizas y empezamos a dar consignas que se ecribían sobre el betún del pavimento o sobre el sudor de las aceras. Algún espontáneo dibujaba la silueta de Perón y era tál la mística que ya no se pisaba ese pedazo de calle. "Por aquí pasó el Pueblo", se escribía. A ninguno se le hubiera ocurrido romper un vidrio, lanzar una bravata, ni un escupitajo, ni una maldición. Pedían permiso a las automovilistas para escribir el nombre del Coronel en los cristales de los coches; los conductores accedían complacientes y se quedaban aplaudiendo. Ni un sólo acto de violencia empañó la jornada.
Se nos informó que a él lo habían llevado al Hospital Militar y hacia allí nos dirigimos, pero a las tres de la tarde nos trasladamos a Plaza de Mayo, en medio de una tensa expectativa. A las seis, la concentración abarcaba las plazas y paseos de la República, su imponencia daba pie para presumir que nadie faltaría a la cita. Al caer la noche empezaron a confeccionarse antorchas. Sin precisar la hora, a eso de las nueve o, quizás, las diez, apareció Perón en el balcón de la Casa Rosada; se lo notaba un poco más delgado, con barba de tres días. Pidió permiso a los circunstantes para encender un cigarrillo. Y él se puso, allí mismo, a escuchar el inmenso silencio de un Pueblo agradecido.
Así volvió el Coronel al poder. Para acunar a los que lo rescataron dentro de su corazón innumerable. Y yo volví a mi casa, para abrazar entre sollozos, a mi hijita perdida.

lunes, 13 de octubre de 2014

EVO MORALES Y SUS MIL VICTORIAS

por Carlos Aznárez
Resumen Latinoamericano


G
anó Evo con más del 60% y hundió estrepitosamente a esa derecha racista y oligárquica que en varias oportunidades, en estos años de gobierno revolucionario, intentó hacer un golpe de Estado violento. Hoy hasta Santa Cruz se desbordó de banderas azules del MAS festejando el triunfo.

Ganó Evo exactamente un emblemático 12 de octubre, que es como darle una soberana patada en el trasero a todos los colonialistas que desde 1492 con el genocida Cristóbal Colón a la cabeza, intentaron -pero no pudieron- humillar, aniquilar y hacer desaparecer a las comunidades originarias.

Ganó Evo, con las consignas históricas de Tupak Katari y Bartolina Sisa, y la del Che heroico que sembraron su sangre en esa Bolivia que los devuelve hechos millones.

Gano Evo, y la coca pudo reivindicarse como lo que siempre fue para los pueblos indígenas de todo el continente, y no en lo que los narcos imperiales han querido transformarla.

Ganó Evo, y sin titubeos le dedicó el triunfo a ese “abuelo sabio”, como él denomina al comandante revolucionario Fidel Castro y al comandante Supremo, Hugo Chávez. Pero también priorizó "a todos los pueblos que luchan contra el capitalismo y el imperialismo".

Ganó Evo y su triunfo nos ilumina a todos los que seguimos insistiendo en el continente que las soluciones a nuestros males no pasan por esgrimir discursos vacilantes y más bien claudicantes en el plano ideológico. Al pan, pan y al vino, vino. Revolución Plurinacional y Socialismo.

Ganó Evo porque con su pueblo hecho vanguardia, sabe muy bien hacia dónde caminar, tiene una meta y no la resigna por nada. Se llama socialismo y no de otra manera. Los demás rótulos (capitalismo “serio”, “humano”, y otras bobería de poco calado) son atajos para seguir consolidando la dependencia.

Ganó Evo porque llevó adelante una política de nacionalizaciones necesarias, y con las regalías obtenidas impulsó decenas de proyectos sociales.

Ganó Evo porque no fue oportunista ni mentiroso y cuando habló de inclusión de los más pobres, los incluyó en todos los niveles del Estado. Por primera vez las mujeres “con polleras” (al decir boliviano), los indígenas con ojotas, los mineros con casco y los trabajadores del campo y la ciudad, se vieron dignificados. La wilphala dejó de ser un símbolo clandestino y se convirtió en bandera de liberación en esta Abya Yala irredenta.

Ganó Evo porque con el apoyo de Cuba alfabetizó a toda Bolivia, que es como haberle impuesto el sol a las sombras de siglos.

Ganó Evo porque le dio luz verde a los movimientos sociales y los empoderó de tal manera junto a su ministro Alfredo Rada, que se hizo realidad esa consigna zapatista de “mandar obedeciendo” que es la señal más clara de que jamás en sus dos mandatos dejó de escuchar la voz del pueblo.

Ganó Evo porque en una decisión de plena soberanía decidió expulsar de Bolivia a los gringos de la USAID y al embajador yanqui, y en un hecho de valentía incalculable declaró como terroristas de Estado a los gobernantes israelíes y exigirles a sus ciudadanos una visa de entrada al país.

Ganó Evo porque no se calló la boca ante el discurso fascistoide del ex presidente chileno Sebastián Piñera ni ante el comportamiento claudicante de Michelle Bachelet frente al reclamo legítimo de Bolivia de salida al mar.

Ganó Evo porque no le falló a su pueblo, y cuando cometió algunos errores y sintió el reclamo de los de abajo, supo rectificar y ejercer una autocrítica profunda, como pocos gobernantes acostumbran a hacer frente a circunstancias similares.

Ganó Evo porque siempre apostó a la integración latinoamericana y caribeña, se integró al ALBA y brega desde allí en todo momento por un planteo de independencia plena frente al discurso imperial. En ese aspecto, no dudó en denunciar a la Alianza del Pacífico como la nueva amenaza contra nuestros pueblos.

Ganó Evo y más allá de que seguramente mañana o pasado tengamos que seguir apretando los puños frente a los sicarios de todo el continente que asesinan a nuestros hermanos luchadores, o los repriman en las bloqueos de rutas, o los encarcelen por no ceder ante los poderosos, quien nos quita esta alegría de que en ese rinconcito del planeta llamado Bolivia, la dignidad y el coraje se vistan con el rostro de Evo Morales Ayma.

viernes, 10 de octubre de 2014

En la casa de la Resistencia y la Memoria Nono Lizazo se presentara el libro: Vencedores vencidos: "Peronismo-antiperonismo", de Marcelo Köenig.

El miércoles próximo miércoles 15 de Octubre a las 19hs se presentará el libro Vencedores vencidos: peronismo-antiperonismo, de Marcelo Köenig.























El autor es dirigente de la Corriente Peronista Descamisados y director de la Escuela Nacional de Gobierno, además de docente en la Universidad de Buenos Aires. El libro analiza la “antinomia argentina en su historia más cruda”, y propone reflexionar sobre el período que abarca “el golpe reaccionario de 1955 hasta la victoria popular de 1973”, cuando el peronismo vence la proscripción impuesta durante dieciocho años por gobiernos dictatoriales y civiles, y vuelve a la presidencia con Héctor Cámpora.
Lo edita Punto de Encuentro y con prólogos de Norberto Galasso y Carlos Tomada

Acerca de esta obra, el Ministro de Trabajo de la Nación Carlos Tomada dijo… “Este es un libro infrecuente y necesario. Es infrecuente por varias razones. Marcelo nos presenta aquí una historia pormenorizada de la trayectoria política e ideológica del movimiento peronista desde su surgimiento mismo hasta la victoria de 1973. Lo hace con una pasión militante extraordinaria, escribiendo desde las entrañas mismas de quien ha vivido y sufrido el pasado y presente de esas luchas como propios. Marcelo expone desde un compromiso con los intereses de las mayorías populares que es a la vez cristalino y visceral, y del que ha dado sobradas muestras en su militancia cotidiana”.
Por su parte, el reconocido historiador Norberto Galasso opinó… “El período que va desde el golpe de septiembre de 1955 hasta la asunción de Héctor Cámpora a la presidencia, el 25 de mayo de 1973, es uno de los más complejos y apasionantes de nuestra historia… Con audacia, con seriedad y fundamento, basándose en diarios e interpretaciones diversas, Marcelo Koenig lo ha logrado en este libro, pergeñado con lucidez política y con pasión militante, a tal punto que se constituye en obra de consulta obligada para quienes deseen interiorizarse acerca de ese período. Desde la derrota hasta el triunfo, Koenig recorre esos dieciocho años con minuciosidad articulando los acontecimientos económicos, políticos y sociales para darnos un cuadro completo de la confrontación que los signó. Demostrando, al concluir su trabajo, que el Pueblo siempre Vuelve, que es imposible –como decía el viejo Jauretche– “parar el viento con alambradas”.

jueves, 9 de octubre de 2014

CRISTINA ENVIÓ UNA PLACA A BOLIVIA EN HOMENAJE AL CHE. EN EL 47 ANIVERSARIO DE SU MUERTE.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner envió una placa a Bolivia para ser colocada en homenaje al comandante Ernesto "Che" Guevara en nombre del pueblo argentino, con motivo de cumpilrse 47 años de su asesinato, informó la embajada argentina en La Paz.
"Durante la mañana de hoy -martes 8 de octubre- se llevó a cabo un acto en homenaje al Comandante Ernesto "Che" Guvera en el que se colocó una placa enviada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en nombre del pueblo argentino", se informó en un comunicado.
"Al cumplirse 47 años de su asesinato, el guerrero de la Patria Grande fue conmemorado en Vallegrande, distante a 241 Km de la capital de Santa Cruz, sitio donde fueron hallados sus restos", se agregó.
En el acto, encabezado por el embajador argentino en el Estado Plurinacional de Bolivia, Ariel Basteiro, tambièn estuvieron presentes funcionarios argentinoscomo Daniel Filmus, secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas del Ministerio de Relaciones Exteriores; Tristan Bauer, Presidente de Radio y Televisión Argentina y Carlos López, miembro de la unidad presidencial.
El escenario fue el Memorial donde en 1967 el Che fue abatido. Allí, la comitiva argentina colocó una placa enviada por la Presidenta.
"El momento que vive Latinoamérica tiene mucho que ver con la aparición de presidentes como Cristina, Evo y Chávez", planteó Filmus como una resignificación de los ideales del Che. A su vez, Bauer dijo que "la lucha de hoy es la continuación de aquella comenzada por el guerrillero".
En la misma linea se expresó López quien señaló que los "los pueblos y sus gobernantes siguieron planteando la misma lucha".
Basteiro, también hizo una analogía sobre el último discurso de la Presidenta en Naciones Unidas con la recordada alocución del Che ante la ONU en 1964 donde también interpeló a las grandes potencias y sus abusos sobre los países periféricos.
El embajador, cerró el acto con un sentido poema escrito por Guevara, acompañado por instrumentos tipicos de Bolivia.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Artículo de Fidel: Los héroes de nuestra época

Por: Fidel Castro Ruz

  

A lo largo de nuestra breve historia revolucionaria, desde el golpe artero del 10 de marzo de 1952 promovido por el imperio contra nuestro pequeño país, no pocas veces nos vimos en la necesidad de tomar importantes decisiones.
Cuando ya no quedaba alternativa alguna, otros jóvenes, de cualquier otra nación en nuestra compleja situación, hacían o se proponían hacer lo mismo que nosotros, aunque en el caso particular de Cuba el azar, como tantas veces en la historia, jugó un papel decisivo.
A partir del drama creado en nuestro país por Estados Unidos en aquella fecha, sin otro objetivo que frenar el riesgo de limitados avances sociales que pudieran alentar futuros de cambios radicales en la propiedad yanki en que había sido convertida Cuba, se engendró nuestra Revo­lución Socialista.
La Segunda Guerra Mundial, finalizada en 1945, consolidó el poder de Estados Unidos como principal potencia económica y militar, y convirtió ese país —cuyo territorio estaba distante de los campos de batalla— en el más poderoso del planeta.
La aplastante victoria de 1959, podemos afirmarlo sin sombra de chovinismo, se convirtió en ejemplo de lo que una pequeña nación, luchando por sí misma, puede hacer también por los demás.
Los países latinoamericanos, con un mínimo de honrosas excepciones, se lanzaron tras las migajas ofrecidas por Estados Unidos; por ejemplo, la cuota azucarera de Cuba, que durante casi un siglo y medio abasteció a ese país en sus años críticos, fue repartida entre productores ansiosos de mercados en el mundo.
El ilustre general norteamericano que presidía entonces ese país, Dwight D. Eisenhower, había dirigido las tropas coaligadas en la guerra en que liberaron, a pesar de contar con poderosos medios, solo una pequeña parte de la Europa ocupada por los nazis. El sustituto del presidente  Roosevelt, Harry S. Truman, resultó ser el conservador tradicional que en Estados Unidos suele asumir tales responsabilidades políticas en los años difíciles.
La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas —que constituyó hasta fines del pasado siglo XX, la más grandiosa nación de la historia en la lucha contra la explotación despiadada de los seres humanos— fue disuelta y sustituida por una Federación que redujo la superficie de aquel gran Estado multinacional en no menos de cinco millones 500 mil kilómetros cuadrados.
Algo, sin embargo, no pudo ser disuelto: el espíritu heroico del pueblo ruso, que unido a sus hermanos del resto de la URSS ha sido capaz de preservar una fuerza tan poderosa que junto a la República Popular China y países como Brasil, India y Sudáfrica, constituyen un grupo con el poder necesario para frenar el intento de recolonizar el planeta.
Dos ejemplos ilustrativos de estas realidades los vivimos en la República Popular de Angola. Cuba, como otros mu­chos países socialistas y movimientos de liberación, colaboró con ella y con otros que luchaban contra el dominio portugués en África. Este se ejercía de forma administrativa directa con el apoyo de sus aliados.
La solidaridad con Angola era uno de los puntos esenciales del Movimiento de Países No Alineados y del Campo So­cialista. La independencia de ese país se hizo inevitable y era aceptada por la co­munidad mundial.
El Estado racista de Sudáfrica y el Go­bierno corrupto del antiguo Congo Belga, con el apoyo de aliados europeos, se preparaban esmeradamente para la conquista y el reparto de Angola. Cuba, que desde hacía años cooperaba con la lucha de ese pueblo, recibió la solicitud de Agostinho Neto para el entrenamiento de sus fuerzas armadas que, instaladas en Luanda, la capital del país, debían estar listas para su toma de posesión oficialmente establecida para el 11 de noviembre de 1975. Los soviéticos, fieles a sus compromisos, les habían suministrado equipos militares y esperaban solo el día de la independencia para enviar a los instructores. Cuba, por su parte, acordó el envío de los instructores solicitados por Neto.
El régimen racista de Sudáfrica, condenado y despreciado por la opinión mundial, decide adelantar sus planes y envía fuerzas motorizadas en vehículos blindados, dotados de potente artillería que, tras un avance de cientos de kilómetros a partir de su frontera, atacó el primer campamento de instrucción, donde varios instructores cubanos murieron en heroica resistencia. Tras varios días de combates sostenidos por aquellos valerosos instructores junto a los angolanos, lograron detener el avance de los sudafricanos hacia Luanda, la capital de Angola, adonde había sido enviado por aire un batallón de Tropas Especiales del Ministerio del Interior, transportado desde La Habana en los viejos aviones Britannia de nuestra línea aérea.
Así comenzó aquella épica lucha en aquel país de África negra, tiranizado por los racistas blancos, en la que batallones de infantería motorizada y brigadas de tanques, artillería blindada y medios adecuados de lucha, rechazaron a las fuerzas racistas de Sudáfrica y las obligaron a retroceder hasta la misma frontera de donde habían partido.
No fue únicamente ese año 1975 la etapa más peligrosa de aquella contienda. Esta tuvo lugar, aproximadamente 12 años más tarde, en el sur de Angola.
Así lo que parecía el fin de la aventura racista en el sur de Angola era solo el comienzo, pero al menos habían podido comprender que aquellas fuerzas revolucionarias de cubanos blancos, mulatos y negros, junto a los soldados angolanos, eran capaces de hacer tragar el polvo de la derrota a los supuestamente invencibles racistas. Tal vez confiaron entonces en su tecnología, sus riquezas y el apoyo del imperio dominante.
Aunque no fuese nunca nuestra intención, la actitud soberana de nuestro país no dejaba de tener contradicciones con la propia URSS, que tanto hizo por nosotros en días realmente difíciles, cuando el corte de los suministros de combustible a Cuba desde Estados Unidos nos habría llevado a un prolongado y costoso conflicto con la poderosa potencia del Norte. De­sa­parecido ese peligro o no, el dilema era decidirse a ser libres o resignarse a ser esclavos del poderoso imperio vecino.
En situación tan complicada como el acceso de Angola a la independencia, en lucha frontal contra el neocolonialismo, era imposible que no surgieran diferencias en algunos aspectos de los que po­dían derivarse consecuencias graves para los objetivos trazados, que en el caso de Cuba, como parte en esa lucha, tenía el derecho y el deber de conducirla al éxito. Siempre que a nuestro juicio cualquier aspecto de nuestra política internacional podía chocar con la política estratégica de la URSS, hacíamos lo posible por evitarlo. Los objetivos comunes exigían de cada cual el respeto a los méritos y experiencias de cada uno de ellos. La modestia no está reñida con el análisis serio de la complejidad e importancia de cada situación, aunque en nuestra política siempre fuimos muy estrictos con todo lo que se refería a la solidaridad con la Unión Soviética.
En momentos decisivos de la lucha en Angola contra el imperialismo y el racismo se produjo una de esas contradicciones, que se derivó de nuestra participación directa en aquella contienda y del hecho de que nuestras fuerzas no solo luchaban, sino que también instruían cada año a miles de combatientes angolanos, a los cuales apoyábamos en su lucha contra las fuerzas pro yankis y pro racistas de Sudáfrica. Un militar soviético era el asesor del gobierno y planificaba el empleo de las fuerzas angolanas. Discrepábamos, sin embargo, en un punto y por cierto importante: la reiterada frecuencia con que se defendía el criterio erróneo de emplear en aquel país las tropas angolanas mejor entrenadas a casi mil quinientos kilómetros de distancia de Luanda, la capital, por la concepción propia de otro tipo de guerra, nada parecida a la de carácter subversivo y guerrillera de los contrarrevolucionarios angolanos. En realidad no existía una capital de la UNITA, ni Savimbi tenía un punto donde resistir, se trataba de un señuelo de la Sudáfrica racista que servía solo para atraer hacia allí las mejores y más suministradas tropas angolanas para golpearlas a su antojo. Nos oponíamos por tanto a tal concepto que más de una vez se aplicó, hasta la última en la que se demandó golpear al enemigo con nuestras propias fuerzas lo que dio lugar a la batalla de Cuito Cuanavale. Diré que aquel prolongado enfrentamiento militar contra el ejército sudafricano se produjo a raíz de la última ofensiva contra la supuesta “capital de Savimbi” —en un lejano rincón de la frontera de Angola, Sudáfrica y la Namibia ocupada—, hacia donde las valientes fuerzas angolanas, partiendo de Cuito Cuanavale, antigua base militar desactivada de la OTAN, aunque bien equipadas con los más nuevos carros blindados, tanques y otros medios de combate, iniciaban su marcha de cientos de kilómetros hacia la supuesta capital contrarrevolucionaria. Nuestros audaces pilotos de combate los apoyaban con los Mig-23 cuando estaban todavía dentro de su radio de acción.
Cuando rebasaban aquellos límites, el enemigo golpeaba fuertemente a los valerosos soldados de las FAPLA con sus aviones de combate, su artillería pesada y sus bien equipadas fuerzas terrestres, ocasionando cuantiosas bajas en muertos y heridos. Pero esta vez se dirigían, en su persecución de las golpeadas brigadas angolanas, hacia la antigua base militar de la OTAN.
Las unidades angolanas retrocedían en un frente de varios kilómetros de ancho con brechas de kilómetros de separación entre ellas. Dada la gravedad de las pérdidas y el peligro que podía derivarse de ellas, con seguridad se produciría la solicitud habitual del asesoramiento al Presidente de Angola para que apelara al apoyo cubano, y así ocurrió. La respuesta firme esta vez fue que tal solicitud se aceptaría solo si todas las fuerzas y medios de combate angolanos en el Frente Sur se subordinaban al mando militar cubano. El resultado inmediato fue que se aceptaba aquella condición.
Con rapidez se movilizaron las fuerzas en función de la batalla de Cuito Cuanavale, donde los invasores sudafricanos y sus armas sofisticadas se estrellaron contra las unidades blindadas, la artillería convencional y los Mig-23 tripulados por los audaces pilotos de nuestra aviación. La artillería, tanques y otros medios angolanos ubicados en aquel punto que carecían de personal fueron puestos en disposición combativa por personal cubano. Los tanques angolanos que en su retirada no podían vencer el obstáculo del caudaloso río Queve, al Este de la antigua base de la OTAN —cuyo puente había sido destruido semanas antes por un avión sudafricano sin piloto, cargado de explosivos— fueron enterrados y rodeados de minas antipersonal y antitanques. Las tropas sudafricanas que avanzaban se toparon a poca distancia con una barrera infranqueable contra la cual se estrellaron. De esa forma con un mínimo de bajas y ventajosas condiciones, las fuerzas sudafricanas fueron contundentemente derrotadas en aquel territorio angolano.
Pero la lucha no había concluido, el imperialismo con la complicidad de Israel había convertido a Sudáfrica en un país nuclear. A nuestro ejército le tocaba por segunda vez el riesgo de convertirse en un blanco de tal arma. Pero ese punto, con todos los elementos de juicio pertinentes, está por elaborarse y tal vez se pueda escribir en los meses venideros.
¿Qué sucesos ocurrieron anoche que dieron lugar a este prolongado análisis? Dos hechos, a mi juicio, de especial trascendencia:
La partida de la primera Brigada Mé­dica Cubana hacia África a luchar contra el Ébola.
El brutal asesinato en Caracas, Vene­zuela, del joven diputado revolucionario Robert Serra.
Ambos hechos reflejan el espíritu heroico y la capacidad de los procesos revolucionarios que tienen lugar en la Patria de José Martí y en la cuna de la libertad de América, la Venezuela heroica de Simón Bolívar y Hugo Chávez.
¡Cuántas asombrosas lecciones encierran estos acontecimientos! Apenas las palabras alcanzan para expresar el valor moral de tales hechos, ocurridos casi simultáneamente.
No podría jamás creer que el crimen del joven diputado venezolano sea obra de la casualidad. Sería tan increí­ble, y de tal modo ajustado a la práctica de los peores organismos yankis de inteligencia, que la verdadera casualidad fuera que el repugnante hecho no hubiera sido realizado intencionalmente, más aún cuando se ajusta absolutamente a lo previsto y anunciado por los enemigos de la Revolución Venezolana.
De todas formas me parece absolutamente correcta la posición de las autoridades venezolanas de plantear la necesidad de investigar cuidadosamente el carácter del crimen. El pueblo, sin embargo, expresa conmovido su profunda convicción sobre la naturaleza del brutal hecho de sangre.
El envío de la primera Brigada Médica a Sierra Leona, señalado como uno de los puntos de mayor presencia de la cruel epidemia de Ébola, es un ejemplo del cual un país puede enorgullecerse, pues no es posible alcanzar en este instante un sitial de mayor honor y gloria. Si nadie tuvo la menor duda de que los cientos de miles de combatientes que fueron a An­gola y a otros países de África o América, prestaron a la humanidad un ejemplo que no podrá borrarse nunca de la historia humana; menos dudaría que la acción heroica del ejército de batas blancas ocupará un altísimo lugar de honor en esa historia.
No serán los fabricantes de armas letales los que alcancen merecido honor. Ojalá el ejemplo de los cubanos que marchan al África prenda también en la mente y el corazón de otros médicos en el mundo, especialmente de aquellos que poseen más recursos, practiquen una religión u otra, o la convicción más profunda del deber de la solidaridad humana.
Es dura la tarea de los que marchan al combate contra el Ébola y por la supervivencia de otros seres humanos, aun al riesgo de su propia vida. No por ello debemos dejar de hacer lo imposible por garantizarle, a los que tales deberes cumplan, el máximo de seguridad en las ta­reas que desempeñen y en las medidas a tomar para protegerlos a ellos y a nuestro propio pueblo, de esta u otras enfermedades y epidemias.
El personal que marcha al África nos está protegiendo también a los que aquí quedamos, porque lo peor que puede ocurrir es que tal epidemia u otras peores se extiendan por nuestro continente, o en el seno del pueblo de cualquier país del mundo, donde un niño, una madre o un ser humano pueda morir. Hay suficientes médicos en el planeta para que nadie tenga que morir por falta de asistencia. Es lo que deseo expresar.
¡Honor y gloria para nuestros valerosos combatientes por la salud y la vida!
¡Honor y gloria para el joven revolucionario venezolano Robert Serra junto a la compañera María Herrera!
Estas ideas las escribí el dos de octubre cuando supe ambas noticias, pero preferí esperar un día más para que la opinión internacional se informara bien y pedirle a Granma que lo publicara el sábado.
Artículo Los héroes de nuetra época






Fidel Castro Ruz
Octubre 2 de 2014

miércoles, 1 de octubre de 2014

Muestra de Pintura en la Casa de la Memoria y la Resistencia "Nono Lizazo"

Los invitamos a una muestra artística en la Casa de la Memoria Nono Lizaso
"Maravillosa Furia", una muestra de Angeles Crovetto
Entre el 8 y 10 de Octubre desde las 18hs.

Angeles Crovetto, pintora, muralista que en su basta obra ha sabido transmitir el sentir peronista, retratando maravillosamente a Eva y tantos otros momentos mágicos, como adelanto pueden visitar su blog: http://angelescrovetto.blogspot.com.ar/
Los esperamos.

martes, 30 de septiembre de 2014

Recordando la Masacre de los huelguistas Patagonicos (1921)


Viernes 3 de octubre, en Gobernador Gregores, Santa Cruz 

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación (SDH) -a 

través de la Red Federal de Sitios de Memoria- señalizará el 

lugar donde el Estado Nacional ejecutó la masacre de unos 

200 huelguistas que reclamaban el mejoramiento de sus 

condiciones de trabajo en la zona de Cañadón León (hoy 

Gregores) en diciembre de 1921. El acto de homenaje y 

reparación tendrá lugar el próximo viernes 3 de octubre a 

las 13hs., sobre Ruta nacional N° 40, a 7 km hacia el Sur de 

la ciudad de Gobernador Gregores y a 300 metros del 

cenotafio del “Cañadón de los Muertos”, a la vera de la 

estancia Bella Vista. 


sábado, 27 de septiembre de 2014

OTRA HISTORICA MEDIDA IMPULSADA POR ARGENTINA. La ONU investigará a los buitres


Por 33 votos a favor, 5 en contra y 9 abstenciones, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó una resolución que condena el accionar de los fondos especulativos y "ordena una investigación tanto sobre sus actividades como las consecuencias de sus acciones en todo el mundo", según precisó el canciller Héctor Timerman. La medida se suma a la histórica resolución que llamó a la creación de un marco jurídico para los procesos de reestructuración de deudas soberanas. "Esto no es un enfrentamiento entre naciones ni una crítica al sistema político económico", subrayó el diplomático.
Luego de la votación en la sede que el organismo tiene en la ciudad suiza de Ginebra, el titular del Palacio San Martín remarcó la importancia de esta resolución tanto por la cantidad de votos a favor como por su trasfondo: "Esta resolución no es solo como una condena a los fondos buitre sino como un respaldo a la Argentina en su lucha por los derechos humanos", remarcó.
Además, destacó que "por primera vez en la historia" de las Naciones Unidas se votó una medida en la que "la ONU ordena a su Consejo de DDHH a realizar una investigación sobre las actividades de los fondos buitre y las consecuencias que tienen sus acciones en todo el mundo".
"Se investigará su accionar y si se encuentra algún motivo se los condenará. Esto no se trata de una medida contra un país, sino contra un grupo de especuladores internacionales, verdaderos piratas del siglo XXI que asolan a pueblos y países."
Timerman dejó claro que Argentina fue allí a "denunciar a los fondos buitre, que son también los herederos de aquella dictadura militar y a quienes representan sus intereses". En su opinión, "la estrategia buitre atenta contra la reestructuración de una deuda exitosa como lo hizo la Argentina".
La resolución es otro importante paso contra los fondos buitre tras la histórica medida recientemente aprobada en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, también promovida por Argentina e impulsada por el G77+China.
.....................................................................................................................................
EL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU VOTARA HOY UNA RESOLUCION PRESENTADA POR LA ARGENTINA. Un nuevo hondazo contra los buitres
En una sesión que se realizará hoy en la sede de Ginebra, el organismo debatirá un proyecto, que presentará el canciller Timerman, que condena el accionar de los fondos buitre. Complementa la resolución del pasado 9 de septiembre.
La Argentina busca dar un nuevo paso para aislar a los fondos buitre en el escenario internacional: hoy, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con sede en Ginebra, debatirá y someterá a votación un proyecto de resolución, presentado por el canciller Héctor Timerman, condenando este tipo de accionar especulativo. Así, el Gobierno espera complementar la decisión aprobada el 9 de septiembre en la Asamblea General de la ONU para crear un marco jurídico multilateral para los procesos de reestructuración de la deuda soberana, tema que también será tratado en la próxima reunión del G-20, continuando con la avanzada en los ámbitos económicos y diplomáticos contra los fondos especulativos que lleva adelante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en paralelo al conflicto judicial que se dirime en los tribunales de Nueva York.
La resolución que se votará hoy en Suiza lleva por título “Consecuencias de la deuda externa y las obligaciones financieras internacionales conexas de los Estados para el pleno goce de todos los derechos humanos, sobre todo los derechos económicos, sociales y culturales. Las actividades de los fondos buitre” y busca “condenar el accionar de los fondos buitre y la especulación financiera”, informó ayer Timerman antes de viajar rumbo a Ginebra para encabezar el debate. Para el canciller, la presentación ante el máximo organismo en materia de derechos humanos de la ONU tiene sustento en que “aparte de los motivos económicos que tienen con su accionar, los fondos buitre no les permiten a los países cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos al desviar fondos que son necesarios para cubrir temas de educación, salud y desarrollo económico”, como consecuencia de los fallos favorables que obtienen en ciertos juzgados.
La resolución será considerada por los 47 miembros del Consejo, y el canciller anticipó que espera “un respaldo demostrativo de que el problema de los fondos buitre son un problema que excede a la Argentina, ya que está afectando a muchos países en América latina, el Caribe, Africa y Asia”, de la misma forma que se logró el apoyo de más de 140 países en la Asamblea General de la ONU ante la propuesta de establecer un marco regulatorio legal para las reestructuraciones de deuda soberana, a pesar de la oposición de Estados Unidos, Alemania y otras grandes potencias.
“Los derechos humanos son un tema por el que la Argentina ha sido siempre reconocida por su liderazgo en todo el mundo, y creemos que es hora de que los países expresen su desagrado y su preocupación por la especulación financiera y la protección que reciben los fondos buitre en distintas esferas judiciales para su accionar”, agregó Timerman. “Estamos seguros de que vamos a conseguir un amplio respaldo, hemos estado trabajando para lograrlo y así es como esperamos que se les responda a los fondos buitre y a quienes los protegen. Mañana en la votación veremos quiénes están en contra del accionar de los fondos buitre y quiénes protegen el accionar de éstos”, concluyó.
La resolución también prevé que “el Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas prepare un informe sobre los efectos del accionar de los fondos buitre en los países en desarrollo”, que “no son solamente económicos”, sino que “tienen que ver con la política, con los derechos humanos, con los derechos sociales y con el desarrollo económico” de cada Estado “para lograr una vida digna”, explicó el canciller. “La Argentina quiere en ese sentido también liderar, como ha liderado en los históricos juicios por violaciones a los derechos humanos desde el retorno de la democracia en el país, y también quiere dejar constancia y condenar el accionar de los fondos buitre por vulnerar los derechos sociales, civiles, económicos y políticos en los países donde actúan”, dijo por último el ministro de Relaciones Exteriores.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Cooke: el hombre que le discutía a perón


Norberto Galasso 


Se cumplen hoy 46 años del fallecimiento de John William Cooke, una de las principales figuras del movimiento nacional en el siglo XX. Mucho podría hablarse sobre él, sobre su espíritu revolucionario, su coraje a prueba de balas, su crítica a la burocracia, su amistad con el "El Che", su singular condición de intelectual capaz de meterse, armas en la mano, en los conflictos de junio del 55 y en el de playa Girón en la Cuba, de 1961, de su militancia permanente y de su alto valor intelectual a veces no reconocido. Mucho también de su concepción acerca de la vida y la muerte que lo llevó –hace medio siglo– a donar sus órganos, hecho inusual en aquellos años. Así también acerca de su porfiado proyecto de construir una izquierda nacional dentro del gran movimiento nacional y prever el armado de una dirección revolucionaria que remplazase al General cuando este abandonase este mundo.
Pero más allá de todo esto, Cooke tuvo una peculiaridad que no cultivaron los hombres más calificados del peronismo de aquel tiempo (sólo quizás Arturo Jauretche), que consistió en discutirle, mano a mano, al jefe del movimiento, en puntualizar sus disidencias y marcarle los peligros de ignorar el futuro. En este sentido, sus cartas con Perón constituyen una cantera riquísima de enseñanzas. En ellas, Cooke se adelantó a plantear problemas que aún hoy acosan a la militancia peronista, a disipar incertidumbres, a evitar malentendidos y equívocos. Hoy, cuando en los corrillos y mesas de café se discute qué tiene Massa de peronista, cuál es el peronismo que se arrogan algunos punteros de Macri, hasta dónde llega el peronismo de Scioli o peor aún, cómo pudo Menem aplicar el Consenso de Washington, en nombre del peronismo, para destruir todo aquello que había concretado Perón, está presente "El Bebe", "El Gordo" Cooke.
Desde allá lejos –desde medio siglo atrás–, resuenan sus palabras al conductor: "Somos peronistas porque está Perón. Cuando Perón no esté, ¿que significará ser peronista? Cada uno dará su respuesta propia y esas respuestas no nos unirán, sino que nos separarán. Tal vez nos encontremos en los homenajes recordatorios, pero entre un partidario de las 'conciliaciones' que propugnan los obispos y un revolucionario, no hay campo de entendimiento: estamos en diferentes barricadas y como la lucha es muy aguda, no nos saludaremos como caballeros medievales sino que nos degollaremos, como corresponde a enemigos irreconciliables." Sólo Cooke se atrevió a advertirle a Perón que era mortal y que era necesario definir posiciones claramente para evitar que enmascarándose en las banderas peronistas, apareciesen los liberales retrógrados porque: "Si usted no ha hecho un pacto con el Diablo y como me temo, sigue siendo mortal, cuando usted desaparezca también desaparecerá el movimiento peronista, porque no se ha dado ni la estructura ni la ideología capaces de cumplir las tareas en la nueva era que ya estamos viviendo. No soy pesimista en exceso. Veo ese proceso como fatal pero no como inevitable. Fatal si seguimos con un jefe revolucionario y una masa revolucionaria, pero con direcciones conservadoras y apegadas –aunque declaren lo contrario– a los valores y procedimientos de la vieja política."

Sólo Cooke –peleando con los Matera, los Tecera del Franco, los Cafiero– se atrevió a advertirle al Jefe, que había que depurar al movimiento de los oportunistas, de los tránsfugas, de los obsecuentes. Frente al enorme potencial del movimiento, sostuvo vigorosamente que el "peronismo es el hecho maldito del país burgués", que "no es un partido de la burguesía ni una alienación de la clase trabajadora tal como la concibe un izquierdismo pueril. Fue el más alto nivel de conciencia a que llegó la clase trabajadora argentina. Hemos sido formidables en la rebeldía, la resistencia, la protesta, pero no hemos conseguido ir más allá porque, como alguna vez lo definimos –con gran indignación de los adoradores de mitos y de fetiches– seguimos siendo, como Movimiento, un gigante invertebrado y miope." Estas definiciones se incorporarán luego al lenguaje común de la política argentina, pues ellas definen las dos caras del movimiento: "El peronismo es el hecho maldito de la política del país burgués… El Peronismo es, como movimiento, un gigante invertebrado y miope."
"Concuerdo –le dirá Perón más de una vez– con sus excelentes juicios… Todo es consecuencia de los desmesurados apetitos de los que anhelan vender la liebre antes de cazarla." Pero "El Bebe" no dejará de contestarle: "…Mis argumentos, desgraciadamente, no tienen efecto; usted procede en forma muy diferente a la que yo preconizo y a veces, en forma totalmente antitética."
Pero, si echamos de nuestras filas a los obispos, a los generales, a los empresarios –le responderá Perón– ellos se fortalecerán en la derecha y nosotros seremos muy pocos para combatirlos. Y ahí reside la polémica que todavía nos debemos, aquello que en las cartas cruzadas entre Perón y Cooke quedó sin definir porque "El Bebe" se murió muy joven y porque el viejo General intentó reeditar el 45 cuando, merced a su táctica inteligente, logró regresar, pero ya muy enfermo y en una Argentina distinta a la de aquella del 17 de octubre.
Esa discusión está todavía pendiente, especialmente cuando hay tanto liberal conservador que esconde su viejo pelaje gorila, pero hay que saldarla porque se trata de la Argentina que queremos y cómo llegar a construirla, aquello que en última instancia ambicionaban tanto Perón como Cooke.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Comisión de Memoria y Derechos Humanos Comuna 12: INVITA a la CHARLA con Lita Boitano Presidenta de Familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas


CHARLA con Lita Boitano Presidenta de Familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas. 
Teobaldo Altamiranda Padre de Plaza de Mayo




Se realizará el viernes 19 de setiembre a las 19 hs. en Monroe 5425 – V. Urquiza –
Durante el encuentro veremos el documental homenaje a 38 años de la creación de
Familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas, realizado por el Espacio Memoria y Derechos Humanos (Ex Esma).

Nuestra Red Cultural Carpani participa:



- De la Mesa Política de la Comuna12



-De la Asamblea Barrial de Vecinos de Saavedra




-De la Cooperativa de Provisión CASCO


-Del Grupo de Percusion Afrotarse


- Del Proyecto televisivo de V. Lopez